Las fuerzas armadas chilenas revelan grabaciones y contactos secretos con los OVNIs

Posted on 14 febrero, 2007 by Administrator.
Categories: OVNIs.

Las pruebas fueron presentadas en Febrero del presente 2007 ante unas mil personas en la décima jornada internacional Ufológica, en dichas revelaciones, se destaca un video grabado hace 7 años que muestra el momento en el que una serie de buques y helicopteros persiguen a un OVNI que fue descubierto por los radares.

Recreación de OVNI perseguido por un helicóptero

Santiago de Chile.- El Ejército chileno reveló a la comunidad ufológica nacional material clasificado sobre grabaciones y encuentros de militares con OVNIS en los últimos 30 años, informó hoy el diario “El Mercurio”.
La evidencia fue presentada ante mil personas en la X Jornada Internacional de Ufología, en la que se destacó un video de hace siete años que capta momentos en que buques y helicópteros de la Armada persiguen un OVNI que incluso fue captado por radares, según Rodrigo Fuenzalida, director de la Agrupación de Investigaciones Ovniológicas.
Otra persecución se produjo el Más…27 de marzo de 2000, cuando un avión militar Citation II se cruzó a mil metros de altura, y a cien kilómetros de la capital, con un objeto no identificado de 40 metros de largo.
La divulgación de la información fue autorizada por el propio comandante en jefe del Ejército, Oscar Izurieta, y forma parte de una investigación oficial desarrolalda por el capitán de la V División de Ejército, Rodrigo Bravo, quien participa en el encuentro, que se desarrolla en el balneario de Viña del Mar, distante 120 kilómetros de Santiago de Chile.

Artículo Original de “El Mercurio”

Capitán reveló experiencias con ovnis

LEONARDO NÚÑEZ

Organizadores de encuentro pidieron que el Gobierno apoye apertura de archivos sobre el tema.

LEONARDO NÚÑEZ

Con un Teatro Municipal de Viña del Mar repleto, el capitán de Ejército Rodrigo Bravo expuso anoche los resultados de su tesis “Observaciones de fenómenos aéreos no identificados por parte de la aviación militar civil”, donde hizo un catastro de las experiencias de miembros de las Fuerzas Armadas con este tipo de situaciones.

La multitudinaria asistencia y expectación de la prensa se debió a que Bravo hablaba con el permiso de la Comandancia en Jefe, que también accedió a que se mostraran en la reunión fotos y videos de militares que daban cuenta de estos encuentros.

Algunos casos

Bravo dijo que su interés por los “fenómenos aéreos anómalos” (denominados como FANI y más conocidos como ovnis) se inició el 27 de marzo de 2000, cuando los pilotos de un avión Citation II, de la Brigada de Aviación del Ejército, reportaron haber presenciado un objeto volador que no pudieron identificar.

“A mí se me encargó investigar el hecho, lo que fue el origen de mi tesis para obtener mi licencia de piloto”, explicó.

En el camino se dio cuenta que, a pesar de ser varios los incidentes experimentados por militares en las últimas décadas, no había información suficiente para sacar conclusiones del fenómeno ni para evitar riesgos en caso de que aviones civiles o militares, hipotéticamente, llegaran a chocar con estos objetos, que incluso habían sido detectados por radares.

El fenómeno, agregó el militar, aumentó desde 1997. Ese año se registró uno de los cuatro casos más importantes de su investigación.

El 2 de abril, en el aeropuerto de Chacalluta, Arica, el piloto de un avión Casa T 212 presenció en el aire por 9 minutos un objeto alargado de color anaranjado. Como no se investigó en profundidad lo ocurrido, no se sabe el nombre del militar que reportó el caso.

Otro incidente sorprendente se produjo en La Unión, X Región, en 2000.

“Mientras se desplazaban tres helicópteros militares, a plena luz del día, sus tripulantes pudieron observar un objeto posado en el suelo, el cual se elevó repentinamente a la altura de las naves, hasta ponerse enfrente de ellos, casi en una posición de colisión”, dijo el militar activo.

Tras hacer movimientos zigzagueantes, el objeto desapareció a gran velocidad.

En Graneros, cerca de la Angostura de Paine, en marzo de 2000, los tripulantes de un avión militar dijeron ver un objeto alargado de color plomizo que desapareció luego de volar a su lado. “Todos estos casos están certificados por el Comité de Estudios de Fenómenos Aéreos Anómalos (CEFAA), de la Dirección de la Aeronáutica Civil, el más idóneo del país para este tipo de investigaciones”, puntualizó Bravo.

Tras la jornada ufológica que organizó la Agrupación de Investigaciones Ovniológicas de Chile (Aion), su director, Rodrigo Fuenzalida, dijo que contar con la colaboración de Bravo, que es apoyado en cierta medida por el Ejército, es un ejemplo de madurez de la institución.

Destacó que en vez de cerrarse a este fenómeno de alto interés público, la institución “abre sus archivos para que sean sometidos a un estudio crítico y objetivo”.

El dirigente agregó que éste es un gran espaldarazo y que, como segunda conclusión, se podría decir que “ahora falta que el Gobierno también asuma una actitud como la del Ejército, y apoye la apertura de este tipo de archivos, como ha ocurrido en países como Brasil”.