Patidifuso

Posted on 4 marzo, 2012 by JPN.
Categories: Científicos, Colaboraciones, curiosidades, Liberación.

 

 

Patidufuso es como me he quedado al recuperar una noticia relativamente reciente. Resulta que estaba yo hurgando en mis archivos y encontré una noticia que como mínimo es curiosa.

Hoy quiero hablarles del caso Maggie Meier.
Maggie Meier es una chica que en el año 2008 enfermó a causa de una inflamación cerebral. La afección, considerada como potencialmente mortal,  le produjo un coma. Algo bastante malo, teniendo en cuenta que Maggie era una gran aficionada del baloncesto. Aunque hay quien dirá que es mejor que muerta.
El caso es que a Maggi no pareció importarle encontrarse en estado comatoso ya que durante su estado de coma, Maggie sorprendió a los médicos , por ser capaz capaz de lanzar y encestar tiros libres.
Sí, sí. Han leído bien. Lanzaba tiros libres mientras se encontraba en estado comatoso. Aunque bien es cierto que no eran a la distancia reglamentaria, en un estadio preparado y en una canasta homologada, no me digan que una persona que lanza un balón reglamentario y lo encesta en un aro en tal estado, no es digno de mención.

Nunca he visto nada igual“, declaró William Graf, el neurólogo que trató a la joven. Maggie estuvo en coma durante tres meses y era tratada por fisioterapeutas, para mantener el cuerpo de la joven en forma y evitar que se debilitaran sus miembros por la inactividad derivada del coma.

Su familia fabricó un aro improvisado simulando una canasta de baloncesto en la habitación del hospital, a sabiendas de la gran afición que tenia Maggie por este deporte. Quien sabe si como una especie de rito se tratase…

Cuando se la colocaba en frente sentada en su silla de ruedas y con una pelota de baloncesto, los testigos quedaron “ojipláticos” al comprobar que la joven lanzaba y encestaba los tiros libres.

Parecía que despertaba, pero siempre volvía al estado normal del coma.

Afortunadamente Maggie pudo salir del coma tras remitir la inflamación cerebral que padecía.

El acto de lanzar una pelota de baloncesto debe ser uno de los instintos básicos más arraigados en Maggie, este movimiento regresó a ella incluso antes de que fuera capaz de volver a hablar o a caminar“, explicaba unos de sus médicos.

Esta noticia no deja de sorprenderme, pues sus connotaciones – que si bien son evidentes – son dificilmente explicables y no hacen sino abrir interrogantes tanto en las cuestiones médicas y las no tan médicas, que son las morales.

Ya lo saben, Maggie Meier, durante su estado de coma, lanzaba y anotaba tiros libres. Lo cual me da que pensar. Mucho que pensar.