If I die… (JPN)

Posted on 18 enero, 2012 by JPN.
Categories: Colaboraciones, curiosidades, Liberación, Varios.

  

 

Curioso tema el que les traigo hoy. Una cuestión que lejos de hacerles reflexionar, expone las reflexiones de otros que más avispados  – o ávidos de comercio – han llevado a crear una nueva aplicación para facebook. Puede que, como en ocasiones anteriores, el tema a tratar les parezca insulso, aunque tenga una dosis “extra” de esa morbosidad que parece tan necesaria.

Quiero hablarles, en esta ocasión, sobre el If I die…

El miedo a la muerte es una constante en una sociedad en la que por diversos motivos – tabúes, hedonismo y hasta creencias continuistas de la vida en el más allá – no sólo se ha implantado sino que además se enseña y fomenta.

Tal tema merecería un tratamiento por separado, pero dado que no es el caso que me trae, quizás lo deje para otra ocasión (aunque no creo que se dé).

Ahora quiero hacerle una pregunta:

¿Qué pasaría si usted muriera ahora mismo? ¿Porqué no debería de hacerlo? ¿ Acaso no le quedarían muchas cosas por hacer y por decir?¿Quizás acabar ese trabajo personal y trascendente que se ha impuesto y que pese a no haberse completado ya no hay más tiempo para ello?

Por suerte o por desgracia, he visto bastante gente morir, y créame si le digo que la posición tal es la más frecuente cuando la parca viene a por nos.

La aplicación de facebook If I die, pretende solventar parte del problema que el óbito propio ocasiona en la vida de uno – y perdonen el chiste – pudiendo dejar un último mensaje en vídeo o de texto en tu muro. Una suerte de aplicación testamentaria.

Debido a que la muerte puede alcanzarle en cualquier lugar y momento – ahora mismo, mientras lee este insulso artículo – quizás le interese evitar que una gitana rumana, con capacidades mediumnicas se comunique con sus amigos y familiares  (en “libre traducción” de tus palabras más allá de la vida, por supuesto).

El sistema está muy bien pensado, sólo tiene que instalar la aplicación en su cuenta de Facebook – si la tiene - dejar un mensaje de 5 minutos de vídeo o un texto, y decidir que tres de tus contactos son tus personas de confianza. Ellos se encargarán de confirmar conjuntamente tu defunción. Y un todo un “bla-bla”, que no considero oportuno comentar.

Como campaña de marketing me parece una genialidad, aunque -como siempre – tengo un “pero”.

Fijesé que, aunque cierto es el talante inoportuno con el que la muerte suele acudir a buscar a según quienes, esta aplicación no es sino un estudio sobre el que podemos denominar como el mayor y más enigmático de los miedos de la humanidad. Un estudio sobre su postura ante la certeza de que un día las funciones vitales de su cuerpo cesarán y de las previsiones que tomará en base a la hora de su tránsito.
Como siempre digo: “La vida debería de girar en torno del momento de la muerte”.Pero no puedo dejar de preguntarme ¿Qué repercusiones podrían tener estos estudios en cuanto a la manera de ser utilizados? ¿Más control? ¿Nuevas formas de vender temor?¿Fiestas dignas de la Antigua Roma a la hora de las ecsequías y consecuente nuevo negocio? No lo sé, pero es un tema que me resulta sumamente interesante.