Túnel cuántico.

Posted on 18 diciembre, 2011 by JPN.
Categories: Científicos, Colaboraciones, curiosidades, Liberación, Varios.

  

 

Hoy quiero traerles otra de esas noticias científicas – de esas que se puntuan a la baja, quizás por ignorancia – que bien vale la pena estudiar, tanto por su contenido como por sus implicaciones.

El tema que les traigo hoy ha sido un tema estudiado profusamente tanto por ocultistas – en sus vertientes fantasmagóricas, paranormales (por ejemplo los aportes) o incluso ufológicas – como por científicos del más alto rango y reputacion.

El tema que me propongo exponer no es otro que el asunto de poder atravesar muros sólidos (todo lo sólidos que creemos que son) cual fantasma.

Las partículas subatómicas pueden realizar tal hazaña a través de un proceso denominado como efecto túnel cuántico. Que no es otra cosa que un fenómeno nanoscópico por el que una partícula viola los principios de la mecánica clásica – que esto habría que verlo, no fuera a ser que en lugar de violarlos, estos mismos fueran erróneos – penetrando una barrera de impedancia mayor que su propia energía cinética. Un efecto bastante común en los semiconductores.

Ha sido un equipo de físicos el que ha afirmado que podría ser posible observar ese fenómeno de tunelización con un objeto artificial de mayor tamaño, según ha sido publicado Science Now.

De tener éxito, el experimento sería un impresionante avance para llevar la mecánica cuántica, que rige el comportamiento de moléculas o átomos, al mundo de los grandes objetos (que por si no lo ha notado, todo está compuesto por ellos) y que se comportan de forma diferente, de acuerdo a las leyes de la mecánica clásica.

En 2010, los físicos dieron un paso clave en tal dirección dirigiendo un diminuto objeto hacia estados de movimiento que no pueden describirse mediante la mecánica clásica. El tunelado, en este caso, sería un logro aún mayor.

Por supuesto nadie ha visto nunca un objeto macroscópico atravesar de un obstáculo. Por lo menos a nadie que diga haberlo visto se le ha hecho caso. Sin embargo, Mika Sillanpää y sus colegas de la Universidad Aalto en Finlandia creen que podría ser posible utilizando un minúsculo aparato que recuerda a un trampolín  al que al aplicar un voltaje eléctrico, este adquiriría dos posiciones estables: una en la que se inclina ligeramente en el medio, y otra en la se que curva  para entrar en contacto con la placa sobre la que va montado. Un relé vaya.

En el diseño del equipo finlandés, las fuerzas eléctricas y mecánicas sobre la membrana crean una barrera de energía entre estas dos posiciones. Si los investigadores pudiesen rebajar la energía de la membrana enfriándola a una temperatura menor a la de una milésima de grado sobre el cero absoluto, la única forma que tendría para pasar entre las dos posiciones sería el consabido túnel cuántico.

Sillanpää dice que para lograr unas temperaturas tan bajas como las requeridas se necesitarían varios años, pero el equipo está avanzando de manera experimental.

Bien es cierto que la cuántica maneja probablididades estadísticas que varían en función del tamaño del objeto. Por ejemplo, una subpartícula tiene un 0,00000000000000001% de probabilidades tunelar otro cuerpo, mientras que una persona tendría hasta el fin del universo y no lo atravesaría.

Eso según las estimaciones actuales, tenidas por valederas.

Ahora pregunto yo: ¿Sería la tunelación cuántica la explicación de testimonios que en diversos ámbitos atestiguan el haber visto objetos atravesando otros? ¿Pudiera ser la termogénesis un indicativo de tal proceso?

De momento no estoy en condición de responder pero quizás, andando el tiempo, pudiera ser que tales experimentos diesen respuesta a ciertas incógnitas.