Del bosque y de los équidos…

Posted on 21 octubre, 2011 by JPN.
Categories: Colaboraciones, Control social, Liberación.

 

En este nuevo arículo, quiero llamar su atención sobre un hecho acontecido en la Italia del “Caballero” (Cavaliere), al que, por lo tocante con los equinos habría que denominar “burro” (Equus africanus asinus).

1984, Gataka, Fahrenheit 451, Un Mundo Feliz (A Brave New Wolrd, I y II, que son dos), son ejemplos de lo que representa el tener un gobierno férreo que dicta leyes tan absurdas como dictatoriales.

El asunto, dejando la literatura de lado – lean, lean, que pensar está pr0hibido (¡vaya por Dios! un subliminal…) – es que el gobierno de Silvio Berlusconi ha propuesto una ley mediante la cual se obliaga a los sitios web a corregir el contenido que aparentemente dañe la reputación de una persona en menos de 48 horas sin apelación posible. De ahí el tono empleado en este artículo.

Entre otras cosas, esta ley pretende aumentar las restricciones a periódicos y paginas web y evitar las escuchas telefónicas . Es decir, blindar aún más al équido en cuestión (Silvio es una transliteración de Silvano, el signifiva “oriundo del bosque”), y de paso a todo aquel con el que tenga a bien en tratar.

Para muestra un botón:

Imagínese que usted tiene que revisar, digamos, TODA la Wikipedia en tan sólo 48 horas. ¿Improbable? Más bien sí.

Si está ley sigue adelante, tal enciclopedia – por lo menos en su versión italiana se vería obligada a cerrar por tratarse de un sitio ilegal.

De hecho esto no es ficción, como las obras literarias que les he mencionado. No. Esto, está pasando ahora mismo, mientras lee.

Los pilares sobre los que se erigió Wikipedia -neutralidad, libertad y verificación de sus contenidos- se van a ver enormemente comprometidos“, decía una carta publicada por Usuarios de Wikipedia en la página, que estaba deshabilitada para las búsquedas.

La obligación de publicar la corrección en nuestra página… sin derecho siquiera a discutir y verificar la queja, es una restricción inaceptable de la libertad y la independencia de Wikipedia“, afirmaban.

Y eso dejando al margen (a ver cuantos pueden), el asunto de las verificaciones de Wikipedia.

Por su parte la acémila silvestre de la que les vengo hablando ha argumentado – con el tino propio que le atribuímos a ciertos miembros de su familia – que las restricciones son necesarias para proteger la privacidad de todos los ciudadanos.Y aunque no lo halla dicho él, lo digo yo: De unos más que de otros. Un claro ejemplo de vuelta de tortilla y de segundas interpretadiones.

Como ven, cada día sale algo nuevo. Uno que se levanta revirado y hace una ley tan necesarísima para la ciudadanía como un holocausto nuclear. Y mientras, yo aquí, en mi silla, escribiendo un artículo.

Primero vinieron a por los comunistas,
Y yo no hablé porque no era comunista.
Después vinieron a por los judíos,
Y yo no hablé porque no era judío.
Después vinieron a por los católicos,
Y yo no hablé porque era protestante.
Después vinieron a por mí,
Y para entonces, ya no quedaba nadie que hablara por mí.

Martin Niemöller

Por cierto, la imagen de cabecera pertenece a la representación teatral de otra insigne obra literaria: Sueño de una Noche de Verano.