Dos Lunas

Posted on 11 septiembre, 2011 by JPN.
Categories: Científicos, Colaboraciones, curiosidades, La Luna.

 

En este nuevo artículo quiero volver su atención sobre un hecho que quedó circunscrito al ámbito de la mitología durante mucho tiempo, pero que poco a poco ha ido cobrando fuerza.

¿Puedieron existir dos lunas en torno al Planeta Tierra?

Esta singular teoría comienza a cobrar cierta relevancia entre algunos astrónomos que piensan que nuestro actual satélite (la Luna) habría podido ser producto de la colisión entre dos satélites que alguna vez orbitaron en torno a nos.

Dado que las dos caras de laLuna son tan distintas unas de otra, se sugiere que la fusión de dos satélites debido a un choque entre ambos podría ser la explicación de tal anomalía.

Hasta ahora se tenía más o menos claro que la formación de nuestra luna se debía al choque que sufrió la Tierra de un objeto del tamaño de Marte hace unos 4.500 millones de años, antes de que nuestro planeta se solidificase por completo. Lo que vino a conocerse como la Teoría del Gran Impacto. Aunque tal teoría no explica de una forma satisfactoria la diferencia que hay entre la cara visible de la Luna y la llamada Cara Oculta.

Dicho “Gran Impacto” habría ocasionado el desprendimiento de material del planeta que habría formado dos lunas de diferentes tamaños que habrían orbitado la Tierra.

La menor habría terminado saliendo de su órbita por la acción de la mayor, precipitándose sobre esta, para acabar fusionándose con ella.

Según los defensores de esta teoría la luna pequeña, de un tercio de tamaño de la grande, habría chocado contra esta a una velocidad subsónica (menos de 1.000 km/h), lo que en términos de choques espaciales es casi velocidad de paseo, por lo que no se habría producido un cráter sino una acreción (agrecación de materia).

 

Esto explicaría que el material procedente de la luna pequeña habría quedado extendido por el lado de la Luna en el que impactó otorgándole su particular configuración, tan diferente del lado que estamos acostumbrados a ver.

En el lado visible las partes más oscuras serían restos de lava solidificada, ausentes en la “Cara Oculta”, que además presenta muchos más cráteres de impactos.

 

Como pueden ver, esta novísima teoría resulta sumamente interesante.

 

Para acabar, señalar que debido a un problema técnico, el audioprograma que debía de haber colgado, tendrá que esperar a una ocasión futura. Ruego paciencia. A veces, estas cosas pasan.