Mas cámaras para vigilarnos estrechamente.

Posted on 25 septiembre, 2007 by Administrator.
Categories: Control social.
Mientras miles de políticos corruptos vendidos a la especulación y al sionismo, y las llamadas fuerzas policiales se dedican a apalear a individuos inocentes, sin que ningún medio de comunicación Sionista reclame la instalación de cámaras en sus despachos o prisiones, desde Salamanca (España) se prepara un informe a la delegación de gobierno de Castilla y León para la instalación de cámaras de vigilancia, con peregrinas excusas, nuevamente la criminalización del ciudadano esta en marcha.Todos somos sospechosos y por ello, debemos estar bajo vigilancia, lamentablemente, al alcalde de Salamanca, el glorioso Julián Lanzarote no ha decidido la instalación de una de estas cámaras en su despacho o en las dependencias interiores del consistorio, donde quizás se estén cometiendo actos que deberían ser sometidos a estrecha vigilancia.

Recordemos que el Tribunal Supremo ha anulado los presupuestos del Ayuntamiento de Salamanca por corrupción urbanística, según ha informado Radio Nacional, la causa de la anulación es la venta de terrenos que el ayuntamiento gobernado por su partido hizo a promotores privados, pero sospechamos que en el restaurante donde quizás se cerraron los acuerdos con las posibles promotoras privadas, tampoco había cámaras de vigilancia.

Asimismo, tampoco había cámaras de vigilancia, el día que se decidió que esos terrenos pasaban de ser destinados a viviendas de protección oficial a ser vendidos como viviendas a empresarios de la construcción, suponemos que lo hizo por “filantropía” hacia sus ciudadanos.

4 millones de cámaras de vigilancia.

El Reino Unido es el país que más densidad de cámaras tiene, con un total de 4 millones de estos artefactos espías instalados consigue que en determinadas ciudades, en ocasiones a cualquier ciudadano lo estén filmando desde 5 cámaras simultáneamente.

Suponemos que estos ejemplos son el ideario de algunos políticos españoles que se sienten “inseguros” presuntamente por sus desmanes diurnos y quizás nocturnos.

Pero lo más lamentable de esta situación es la aceptación del ciudadano como algo “natural”, este proceso de naturalización de lo antinatural ha sido promovido con sabia demagogia utilizando los argumentos de siempre y repetidamente, de este modo y como si de un disco rayado fuese, aceptamos por insistencia la eliminación de importantes libertades.

Es peor la indiferencia del ciudadano que las medidas por someterlo.

Piense en ello.