La crisis oculta

Posted on 20 septiembre, 2007 by Administrator.
Categories: Control social.
Su mejor victoria es nuestra desmoralización
El índice medio de referencia del barril de crudo “Brent” durante 100 años se mantuvo por debajo de los 10 Dólares, pero diversos acontecimientos han despertado a la bestia durmiente que desde 1973 con la guerra del Yom Kippur inició una escalada agudizada por la revolución iraní del 79 momento en el que el Brent obtuvo brevemente un pico de 30 Dólares, algo brutal para la economía mundial y que incluso modificó notablemente los hábitos .La guerra del Golfo en 1990, nuevamente lanza a los cielos al Brent situándolo en 25 Dólares, pero desde el año 2000 y la guerra de Irak el Brent se ha lanzado hasta los 80 Dólares.Supongamos que usted tiene un vehículo Diesel (el 65% de los Españoles tienen Diesel) y cuando carga con 50 ó 60 litros al precio de 1 Euro, le hace muy poca gracia soltar 10.000 de las antiguas Pesetas para circular, asimismo la competitiva sociedad en la que nos han sabido meter nos obliga a efectuar desplazamientos constantemente, pese a las absurdas campañas ministeriales en las que le aconsejan moderar la utilización del coche y en las que no nos hablan de que sus correspondientes ministros, viceministros, secretarios, subsecretarios (etc…) disponen de un nutrido parque móvil de vehículos blindados de gran cilindrada, de esos que consumen 25 Litros en ciudad y que utilizan sin piedad. Pero retome él supongamos del actual párrafo, que opinaría usted si en vez de costarle 10.000 Pesetas (60 Euros) tuviese que pagar 20.000 ó 25.000 Pesetas (+120 Euros) por llenar su tanque de combustible.

Esto que parece exagerado, no lo es, en círculos cercanos a Wall Street se esta barajando por analistas la seria posibilidad de que el crudo alcance la ¿incomoda? Cifra de 95 Dólares a final de año y que en un futuro a medio plazo se sitúe en 200 Dólares.

La crisis de la especulación urbanística unida a la próxima y siniestra crisis artificial del crudo, supondrá la puntilla a las economías del ciudadano medio, asimismo la actual subida de los productos de primera necesidad (Cereales, Leche, Aceite) que alcanzará en breve precios vergonzosos, ligada a la consecuente subida de sus derivados motivada por el alza de las materias primas así como la infraestructura de transporte alimentada por los futuros precios del crudo, unido al incesante incremento del euribor (índice crediticio por excelencia) supondrá que el 2008 será un año “para no olvidar”.

A todo esto se opondrán unos medios de comunicación ligados a intereses privados y políticos que impedirán la percepción del ciudadano medio de esta hecatombe, hablando de problemas de reajuste, problemas coyunturales, pero jamás pronunciando la palabra “crisis” (la utilización del lenguaje es vital para perder el horizonte del problema), conseguirán sostener cualquier movimiento social contra esta quiebra económica de la población.

Todo esto, unido a la enorme desaparición de la producción agrícola, la desertización industrial ligada a la deslocalización de importantes centros de producción, fomentarán los trabajos esclavistas (Muchas horas de Jornada – Pésimas condiciones laborales – Poco salario) sumirán al ciudadano en un proceso de impotencia, frustración y desmoralización que será bien dirigido hacia la propia sociedad en la que los Mass Media diseñarán un clima mediático para que la propia ciudadanía piense que el problema nace de la sociedad, y nunca del gobierno (cuando digo gobierno incluyo a los bancos) de tal modo que como resultante tenemos un caldo de cultivo idóneo para someter a la población hasta limites insospechados.

Que sociedad nos espera, trabajar un montón de horas por un pésimo salario que a duras penas cubre nuestras necesidades, entonces ¿cuál es la diferencia entre la sociedad de 1890 y la del 2007?, ¿Qué logros ha obtenido en mas de 100 años la población frente a la minoría dominante?, Nada, ¡absolutamente nada!, tantas luchas, tantas revoluciones, tantas guerras y muertes no han servido absolutamente para nada, ¿por qué? Pues ellos (Sionismo) siempre han estado jugando en los dos bandos, y siempre han conseguido infiltrarse y corromper aquellas victorias que hoy miramos casi como anécdotas.

Tenemos que liberarnos, ¡Debemos liberarnos¡.

Son muchos los días que medito sobre la solución para terminar con esta esclavitud y ya tengo perfiladas algunas ideas que os avanzaré en breve.

Pensad en todo esto, pero no os desmoralicéis, vosotros tenéis ventaja, podéis percibir el problema, y eso es importante para encontrar la solución.

Jose Luis

www.mundodesconocido.com